Menú

Nuestro Blog

Alimentación en el embarazo

Durante la gestación es importante que cuides tu alimentación, te recomendamos llevar una dieta rica y completa para mantener tu bienestar y el de tu bebé. Aporta a tu organismo sustancias que ayuden al desarrollo del bebé, de lo contrario, le podrían faltar algunos nutrientes básicos y existe la posibilidad de que el bebé nazca con un peso por debajo de lo normal, prematuro y /o padecer anomalías físicas.

Te aconsejamos limitar el consumo de grasas saturadas. Tu aumento de peso durante el embarazo oscilará de 9 a 15 kilos. Ten en cuenta que el requerimiento calórico es aproximadamente de 300 calorías adicionales; no temas si bajas de peso durante el primer trimestre, si tienes dudas respecto a tu aumento o disminución de peso consulta a tu médico para que te oriente.

Te recomendamos que durante el embarazo ingieras mayores cantidades de proteína (leche y otros derivados lácteos, legumbres, pescado, carne magra, frutos secos y levadura de cerveza), vitaminas y minerales (Calcio y hierro, puedes consumirlos en suplementos alimenticios). No debes de preocuparte tanto por el aumento de peso, recuerda que tu cuerpo está cambiando; lleva una alimentación sana y equilibrada; además, si tu médico lo permite, realiza ejercicio con cierta frecuencia y procura descansar.

Sugerimos que evites los refrescos ya que pueden producir hinchazón, además contienen una gran cantidad de azúcar; se recomienda no tomarlos o limitarlos. El azúcar influye en el aumento de peso durante la gestación y puede provocar diabetes gestacional, si se está predispuesto a ello, te recomendamos consultarlo con tu médico para evitar problemas con tu bebé y que ambos estén en constante vigilancia y cuidados.

También evita la sal ya que puede producir retención de líquidos y aumentar la tensión arterial, ambos padecimientos deben vigilarse atentamente durante esta etapa. Evita a toda costa el alcohol, ya que atraviesa la placenta y es la mayor causa de anomalías congénitas. Pregunta a tu médico si tienes dudas.

En el año 2000 la Sociedad Americana de Nutrición recomendó a las embarazadas consumir ácido fólico, vitamina que se puede encontrar en las verduras de hojas verdes como: espinacas, acelgas, brócoli y espárragos o bien, en granos como el arroz, pan, pastas, harina y en los cítricos; por falta de ácido fólico el bebé podría sufrir de un bajo desarrollo de las vértebras o trastornos del tubo neuronal; el cerebro del bebé no termina de formarse. Por eso, consulta a tu médico si necesitas suplementos de ésta vitamina.

¿Tienes antojos? Las mujeres embarazadas están propensas a querer ciertos alimentos, esto se debe a los cambios hormonales, generalmente éstos antojos desaparecen después del primer trimestre. No temas en consumir algunos alimentos que gustes en ese momento, ya que ambos necesitan todos los nutrientes posibles. Si sufres de antojos de cosas que no son alimento como tierra, hielo molido o arcilla es posible que tu cuerpo no tenga el suficiente hierro en la sangre, lo cual provoca anemia. Por favor, consúltalo con tu médico para que tome las precauciones necesarias.

Ten en cuenta que una dieta equilibrada nunca está de más, y menos si estás embarazada, ya que es la clave para el buen desarrollo del tu bebé y claro, de tu bienestar como futura madre. ¡Cuídate!

Recuerda que las pequeñas acciones hacen grandes diferencias.

La Cigüeña

Referencia: 1 2

Banner nombres