Menú

Nuestro Blog

La importancia de la hidratación en los bebés

¿Te has preguntado cuánta agua debes darle a tu pequeño?, bueno, todo depende de su peso y edad, en esta ocasión te contaremos cómo, cuándo y la cantidad de agua que debe de tomar tu bebé para estar hidratado, sobre todo en los meses de calor, además te damos algunos tips para prevenir la deshidratación.

Para empezar, ¿sabías qué los bebés que están en periodo de lactancia no necesitan beber agua?, ya que del 85% al 87% de la leche materna está compuesta por agua y contiene los nutrientes y minerales necesarios para mantener a tu bebé sano y correctamente hidratado en los primeros 6 meses de vida.

Si estás amamantando a tu bebé en verano, te recomendamos hacerlo con más frecuencia, pero, ¿cómo saber cuándo hacerlo?, tu bebé empezará a cabecear, se llevará la mano a la boca, sacará la lengua y hará movimientos de succión; al identificar estas señales, ¡amamántalo!.

Con el calor del verano tu bebé transpirará y sudará más, por lo tanto perderá su hidratación natural. Debes amamantarlo con más frecuencia y en pequeñas cantidades.

Es importante que como mamá te hidrates lo necesario, tu cuerpo te pedirá agua cuando lo necesite, no tomes agua de más, ya que podría afectar la producción de leche.

La Cigüeña te da algunos consejos para la hora de amamantar:

  • Encuentra un lugar fresco y cómodo.
  • Coloca entre tu piel y la de tu bebé un paño o tela de algodón para evitar la sudoración excesiva.
  • Si estás en algún local cerrado, evita que el aire acondicionado le dé directo a tu bebé.
  • Si te extraes leche recuerda que las altas temperaturas reducen el tiempo en el que la leche materna puede estar sin refrigerar (alrededor de 6 horas, no excedas de 8 horas).

A partir de los 6 meses puedes hidratar a tu bebé con agua, cada dos horas la cantidad que tu bebé pueda beber y que esté satisfecho, es importante que no lo obligues a beber más gua de la que su cuerpo le pide, sin embargo, expertos aseguran que la cantidad adecuada para un niño de 6 meses es de 950 a 1.100 mililitros y a medida que va creciendo irá aumentando la cantidad de agua, debido a su peso. Si tienes alguna duda, por favor, consúltalo con tu médico de confianza.

Si tu bebé rechaza el agua natural, puedes intentar hidratarlo con frutas o verduras que sean mayormente agua como la sandía, pepino, jícama, etc. Si tienes dudas sobre alguna posible alergia que le cause alguno de estos alimentos, consulta a tu médico para que te oriente.

Si tu bebé está deshidratado, puede presentar los siguientes síntomas:

  • Su piel está reseca y ligeramente grisácea o pálida.
  • Orina menos de lo habitual y de un color más oscuro.
  • Tiene la boca y los labios secos.
  • Saliva menos.
  • Su excremento es seco y duro.
  • Duerme más de lo normal.
  • Falta de ánimo.
  • Pasa más de 6 horas sin orinar.
  • Ausencia de lágrimas al llorar.
  • Menor cantidad de orina.
  • Sus ojos o la zona blanda (mollera) de la cabeza de tu bebé están hundidos.
  • Tu bebé se nota débil o con baja energía.
  • Su lengua y boca está pegajosa.

Ojo:si observas que tu bebé tiene diarrea, vómito o se niega a beber agua, llévalo con su médico lo antes posible.

Es vital que los pequeños estén hidratados, de ésta manera podrás evitar problemas de salud.

Recuerda que las pequeñas acciones hacen grandes diferencias.

Fuentes: 1 2 3 4

Banner nombres