Menú

Nuestro Blog

Mes tres

En este mes probablemente ya no aguantas las ganas de contarle al mundo tu gran noticia si es que aún no lo has hecho. Últimamente existen muchas formas originales de compartir la noticia con la familia. Desde playeras que dicen “abuelo” o “abuela”, para tus papás y suegros, diseños originales con el ultrasonido de tu bebé o hasta envolver en algo muy inesperado la prueba positiva de embarazo. Sin duda la emoción es difícil de controlar, pero también a muchas solamente nos importa que todo vaya bien en el embarazo.

Es muy importante que sigas cuidándote mucho en este mes. Es recomendable que sigas muy bien las indicaciones que te haya dado tu médico. Probablemente te has sentido tan bien que hasta se te olvide a momentos que estás embarazada. Algunas desafortunadamente siguen teniendo náuseas y malestares como: mucho cansancio e inflamación al final del día.

En este mes, a algunas mujeres ya se les empieza a notar un poquito la pancita, mientras que a otras aún no y es perfectamente normal. ¿Sabías que después del primer embarazo es probable que se note la pancita más pronto? Esto es porque después del primer embarazo los músculos quedan un poco más estirados y el cuerpo tiene memoria. Si en este tercer mes no se te ha notado la pancita no te estreses, seguramente para el siguiente ya empieces a notarlo, e incluso, a sentir a tu bebé ya que su tamaño podría ser similar al de un limón.

Recuerda que el útero también crece y la placenta empieza a funcionar más o menos a partir de la semana 10. Todo esto ocupa espacio que puede hacer que no haga sentido el tamaño tan pequeño de tu bebé con el de tu pancita.

¿El cansancio cómo va? A mí me pasaba que en el trabajo no podía mantenerme con los ojos abiertos por las tardes. ¿Les pasa igual embarazadas? Y cómo olvidar aquellas juntas de trabajo después de comer, donde el de a lado huele a cebolla porque no se lavó bien los dientes o hasta el olor del café de tu compañero puede hacerte querer correr al baño. Y hablando de baño ¿qué tal van?, yo recuerdo que me daba mucha pena pararme tantas veces a hacer pipí en la oficina. ¿Pero saben qué? ¡Ni modo! Así es esto de la maternidad. Las prioridades son tu bebé y tú.

¡Ánimo! ¡Pronto pasarás al segundo trimestre de tu embarazo donde muchos de estos síntomas desaparecen y empiezas a sentirte mucho mejor!

Banner nombres